“Empleabilidad” es un término que suele relacionarse exclusivamente con la búsqueda de empleo, y en realidad se trata de un concepto que abarca un amplio abanico de posibilidades.

Literalmente, “empleabilidad” hace referencia a la capacidad de una persona de ser más “empleable”, es decir, de conocer y valorar sus habilidades, perfeccionarlas y optimizar la propia marca personal, ya sea para buscar empleo o para mejorar y ascender en un puesto de trabajo. Ser conscientes de las herramientas que tenemos a nuestro alcance y saber utilizarlas son aspectos clave en estos procesos, pero ante todo hemos de fijarnos un objetivo claro: Hay que focalizar hacia dónde se quiere ir y a dónde se quiere llegar.

El factor de empleabilidad ofrece además una medida o estimación del tiempo que el candidato o candidata tardará en acceder a una nueva solución profesional en función de su perfil, sus expectativas y sus motivaciones profesionales, así como de la dinámica del mercado de trabajo y los canales o herramientas de búsqueda y prospección.

Trabajar todos y cada uno de estos ingredientes es la clave para la mejora de la empleabilidad y para la búsqueda eficaz de nuevas oportunidades.

 

Las redes sociales: Nuevas herramientas al alcance de todos

El mercado laboral está en continua transformación y, en un momento tan complejo como el actual, es cuando la adaptación al cambio marca la diferencia entre unas personas y otras, entre seguir o quedarte, coger el tren o esperar sentado en la estación a que pase el siguiente.

En este sentido, las redes sociales se han convertido en los últimos años en una poderosa herramienta de búsqueda de empleo al alcance de cualquiera. Los más jóvenes son los que más familiarizados están con ellas, aunque las utilizan sobre todo en el ámbito de las relaciones personales, y las personas mayores de cuarenta años que se han quedado sin trabajo desconocen la existencia o el uso de muchos de estos canales 2.0 de búsqueda de empleo y se sienten desubicados a la hora de elaborar un CV porque llevan muchos años sin hacerlo.

Para unos y otros, redes como Twitter o LinkedIn suponen una gran oportunidad de acceso al mercado laboral. Por un lado porque nos ofrecen la oportunidad de buscar de forma rápida, sencilla e interactiva personas y empresas con las que establecer un contacto profesional, y  por otro, porque nos permiten estar informados de lo que “se cuece” en nuestro sector.  Sobre todo LinkedIn es el escaparate perfecto, una ventana a todos aquellos empleadores y consultoras de RRHH que buscan profesionales a través de la red. Porque cada vez más, las consultoras de Recursos Humanos, además de establecer acuerdos con las escuelas de negocios, acuden a las RRSS en busca de los profesionales que demandan las empresas.

En el momento de realizar la entrevista de acceso a la Escuela Europea de Negocios en Bilbao, solemos pedir a los candidatos que nos envíen sus curriculums a través de LinkedIn, y nos encontramos con que muy pocos de ellos tienen una cuenta o perfil abierto en esa red. Para nosotros las redes sociales son imprescindibles hoy en día, y tanto es así que todos nuestros programas incorporan un módulo sobre la aplicación de las herramientas 2.0 a la empresa, que trabajamos con todos los alumnos que pasan por la EEN.

Las RRSS les aportan información muy valiosa tanto de la trayectoria profesional como de la forma de ser del perfil en cuestión, por lo que cuidar y trabajar la imagen personal resulta imprescindible. Tu CV en la red puede ser visto por millones de personas. Si quieres que te encuentren, solo tienes que mostrarte. 

La entrada Buscamos empleo pero, ¿lo hacemos bien? La importancia de las redes sociales aparece primero en Blog de Violeta Costa.