Según datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), en agosto de 2016 había en España 1.789.904 demandantes de empleo mayores de 45 años que estaban parados, cifra que supone un descenso del 4,79% con respecto al mismo periodo del año anterior. Aunque las jubilaciones anticipadas y los ERE fueron las principales herramientas para ajustar plantillas durante la crisis, ahora asistimos a un renovado interés por las cualidades y capacidades específicas que aporta el colectivo más senior.

Entre las razones principales que valoran las empresas para contratar se encuentran:

Más experiencia

La posibilidad de tener en plantilla a profesionales experimentados permite a los jefes ahorrar parte del tiempo que emplearían en su supervisión. De hecho, la relación entre costes y rendimiento es excelente para las compañías que pueden obtener buenos resultados desde el primer día debido a que los trabajadores tienen una curva de aprendizaje muy rápida al proceder de otras empresas donde ya les han formado.

Sueldos adaptados al mercado actual

Una de las motivaciones más importantes para las compañías es que los sueldos de los profesionales sénior se han reducido entre un 25% y un 40%. Además de que existen nuevos marcos legislativos de contratación que favorece la inserción de dicho colectivo. San Andrés considera que “hay compañías que han sabido encontrar empleados y directivos sénior valiosísimos donde otras solo vieron costes amortizables”.

Redes de contacto y conocimiento

En un mundo interconectado las empresas valoran cada vez más las redes de contacto, que, en el caso de este colectivo, suele ser mayor y de más alto nivel jerárquico que la de otro tipo de trabajadores. Los años de experiencia en el desempeño de su trabajo les lleva a tener amplios conocimientos sobre la competencia, los proveedores y los clientes. Poner en valor sin prejuicios esos conocimientos y aprovecharlos es el reto de las empresas.

Menor rotación

Los trabajadores mayores de 45 años son más realistas en cuanto a sus expectativas de futuro, por lo que su nivel de compromiso es más elevado. Cuando estos profesionales consiguen recolocarse, valoran mucho su nuevo puesto, y, por ello, su rotación es más baja que en otros colectivos.

Mayor motivación

Las empresas están siendo más selectivas a la hora de hacer jubilaciones anticipadas. El talento auténtico es un bien escaso, y tener 51 años, por ejemplo, no es una buena razón para desprenderse de él.

Cada vez más los trabajadores sénior vuelven a ser vistos como un activo laboral gracias al conocimiento y la experiencia que éstos acumulan y que les lleva a convertirse en “agentes de conocimiento” para el resto de la plantilla.

  • La entrada Estas son las razones por las que las empresas vuelven a contratar a mayores de 45 años aparece primero en MuyPymes

    from DRD_DRD http://ift.tt/2dbo4vc

    Anuncios